El Rey, un gran community manager

By 30 diciembre, 2013 Marketing y Creatividad No Comments

La noche de Navidad me encargaron cortar el jamón para la cena y en eso estaba cuando, en la televisión, comenzó a sonar el himno nacional. “Oh, no, otra vez me lo voy a tragar”, me dije. Pero como tenía ambas manos ocupadas (una sujetando el jamón y la otra el cuchillo), no pude cambiar de canal y terminé viendo el mensaje enterito. Aunque esta vez empecé a reparar en algunos detalles que me revelaron otra visión del tradicional discurso de todos los años pronunciado por el monarca.

Los mensajes velados pero fácilmente interpretables y dirigidos, cada uno, a un destinatario muy concreto. El tono positivo, voluntarista e incluso naif que aparecía de cuando en cuando para regalar los oídos de la audiencia. Agradecimientos que rallaban lo excesivo. El dejá vu de lo periódico. La seguridad de trascendencia. Las palabras medidas hasta el exceso y elegidas para dar su visión de la realidad pero que, a la vez, parezca la visión general (es decir, de todos). En fin, eran demasiadas evidencias como para no darse cuenta: estaba escuchando el mensaje de un community manager.

¿En qué momento el Rey pasó a convertirse en Community Manager? No lo sé. Quizás siempre lo ha sido pero no nos hemos dado cuenta hasta que apareció la profesión de moda. Puede que esa famosa expresión de “el Rey reina pero no gobierna” le condene a adoptar el papel de portavoz de algo tan intangible como “sistema democrático”. El caso es que, en su mensaje, los paralelismos con el inefable estilo de los community managers (en adelante, CM) son evidentes. Veamos por qué.

Tras las felicitaciones y presentaciones de rigor, Juan Carlos indica que va a compartir con nosotros sus refexiones y convicciones (exactamente lo que hacen los CM, solo que ellos no lo anuncian ya que se da por sentado). A continuación, habla de la crisis (¿de qué otra cosa va a hablar?) y repasa, uno por uno, todos los colectivos que la están sufriendo de forma más dura. El CM hace lo mismo cada vez que regala una mención o comparte una información sobre una persona o empresa: con solo mencionarlo, le está dando relevancia a los aludidos, que pueden sentirse afortunados por haber captado la atención de un personaje con tanta autoridad. En la misnma línea va la tan comentada alusión a las víctimas del terrorismo.

Y pasamos al turrón (nunca mejor dicho). La crisis y la falta de salidas, requieren ejemplaridad de los políticos y las instituciones (bueno, esto debería ser siempre, no solo cuando hay crisis) y algunos piden cambios en las reglas del juego. Pero el Rey tiene una receta mejor: realismo, esfuerzo, funcionamiento correcto del estado de derecho y generosidad por parte de todas las fuerzas políticas y sociales. Hombre, si todo esto funcionara no estaríamos en crisis, ¿no? Y volvemos a los CM, ¿cuántas veces nos han puesto el cebo con títulos como “las cinco claves de la productividad”, “el secreto para lanzar un negocio con éxito”, “10 consejos de marketing que no enseñan en las escuelas”? Bueno, pues sí. Haciendo las cosas bien, todo suele funcionar, pero ya sabemos la limitada utilidad de esas fórmulas genéricas sacadas de un sentido tan común, que ya las conocíamos.

Y el discurso continua en la misma línea. Juan Carlos habla de su experiencia y de cómo la Constitución ha funcionado en muchos momentos delicados. Vuelve el CM, en este caso, el que sube fotos y videos de los eventos en que ha participado y que ha organizado la empresa para la que trabaja. Ya sabéis, aquello de “reflexiones del primer encuentro de…”, “conclusiones del foro de…”. Todo salió bien, personas sonrientes, un montón de conclusiones que cambiarán el mundo. Y hasta el año que viene.

Tranquilos, que ya llegamos al final. El momento culminante. El llamamiento a la unión y a tirar del carro entre todos, que esto lo solucionamos en un momento si de verdad nos ponemos a ello. El CM aquí comparte rol con el administrador de un foro, pues ambos se esfuerzan por fortalecer los lazos de una comunidad creada en torno a una idea, una afición, una marca o lo que sea. Reforzar el sentido de pertenencia, dar motivos para continuar formando parte de la Red Social, animar a que todos se expresen pero cuidando de que no se sobrepasen los límites. Es el CM que está pendiente de que puedan surgir crisis y las evita por el bien colectivo.

Community Managers del mundo. Si queréis aprender, echad un vistazo al discurso del Rey y tomad ejemplo: un tweet al año es suficiente.

Feliz Navidad y próspero año nuevo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.